De baguetes, sushi e pan crocante: os estereotipos nacionais nun anuncio de Renault

por Marta Szulc

Cuando se piensa en la publicidad de un fabricante de automóviles, por lo general, nos viene a la mente coches rápidos que van por lugares magníficos. Pero en esta publicidad, Renault utiliza una estrategia diferente: la seguridad. Según las encuestas, la seguridad de un determinado modelo de auto es uno de los criterios más importantes para su compra. Por lo tanto, muchos fabricantes intentan construír y fortalecer su imagen, como una marca de confianza, a través de diferentes estrategias que ayudan a componer el imaginario asociado a las marcas de automóviles. En este caso, el anuncio de Renault asocia la seguridad a un símbolo que se acostumbra a vincular con Francia: la baguette. De esta forma, se asocia esta marca de coches con un elemento estereotipado de Francia, sin saber muy bien de quién y de qué es la publicidad.

Se dice que no hay regla, sin excepción. Y es que lo pasa en este caso. Para conseguir ‘atrapar’ a los televidentes y futuros clientes, la publicidade tiene que ‘enganchar’ y diferenciarse de las propuestas de otras empresas automovilísticas. El anuncio fue creado y producido por la agencia de una agencia Nordpol de Hamburgo y se emitió en 2007.

La acción tiene lugar en una sala donde se realiza las pruebas de choque para los coches. Pero no hay coches. Parece raro, ¿verdad? Al principio, aparece una salchicha que se rompe en pedazos. Luego, le pasa lo mismo al sushi y el pan crujiente. Al final, se ve una baguette. Non obstante, la salchicha, el sushi y el pan crujiente

La verdad es que esperan un final parecido. Una baguete iba en un carro y golpeaba un muro, ¿pero qué pasa? No se cuelga, no se rompe, no se astilla, salta hacia atrás y toma su forma original.

Ahora se preguntó por qué una baguete ha aprobado una prueba y el resto ha suspendido. ¿Qué la tuvo y qué faltaba los otros? Bien mirado, ahora se empiece a pensar que la comida significa los estereotipos a referirse a otros países competitivos donde también producen los automóviles – la salchicha para Alemania, sushi para Japón y el pan crujiente para Suecia. Esta publicidad golpeó en el orgullo nacional de cada país.

Ahora está cierto que la publicidad se concentra a la idea de automóvil. Se utiliza una asociación porque se obliga la pública a pensar y es también un elemento de camuflaje – nos presenta la comida y se refiere a algo diferente. La idea que no se usa los coches en la publicidad de automóviles fue una buena idea. La pide nuestra atención y no nos molesta que normalmente pasa.

Además que parece raro en esta publicidad es la música de fondo. Normalmente la es rápido o para bailar. En este caso “J’attendrai” de Rina Ketty puede describir París de los años treinta – se refiere al glamour de las fachadas de estilo Art Déco, la melancolía y estado pensativo. La canción, grabada originalmente en 1939, fue una versión francesa de la canción italiana de 1933, “Tomerai”, de Dino Olivieri. En 1939 la grabación de Rina Ketty se utilizó en la película, “Das Boot”, que se refiero a un favorito comandante de submarino alemán. Sin embargo, la canción no fue incluida en el álbum oficial con la banda sonora.

Luego se veía el texto “Die sichersten Autos kommen aus Frankreich” en el fondo que significa los más seguros automóviles provienen (son?) de Francia. Ahora está claro sobre que es la publicidad y como analizarlo. Al final de la mancha hay dos tableros, cuyo texto lee lector. “8 modelos con la máxima calificación de 5 estrellas en las pruebas de choque Euro NCAP”, y “Sólo Renault tiene tantos coches seguros” – estos dos mensajes simples contienen el mensaje de la campaña.

En definitiva, la seguridad es una prioridad para Renault y para transmitir eficazmente el mensaje, no fue necesario usar coches como se hace normalmente en la publicidad de la industria automotriz. Por lo contrario, combina un uso humorísticos de los estereotipos para hacernos ver que la ‘gomosidad’ de una baguette es el símbolo de la seguridad de Renault y, a la vez, un estereotipo de lo francés, como muestra esta portada de la revista The Economist.

 

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s